El paso de los años conlleva la pérdida de firmeza y elasticidad de la piel. La aparición de arrugas en zonas alrededor de ojos, mejillas y cuello se agudiza con la edad. En la actualidad existen alternativas para redefinir cara y cuello sin la necesidad de pasar por quirófano: los hilos tensores

Según Alberto Morano, vicepresidente de la Sociedad Española de Medicina Estética, el tratamiento con los hilos tensores consiste en la “introducción en el tejido subcutáneo de unas sustancias biológicas en forma de hilo con el objetivo de conseguir un efecto lifting biológico autoinducido no quirúrgico. Las sustancias que forman este hilo son absolutamente biodegradables y se reabsorben totalmente en el tiempo”. 

Veamos en que consiste la técnica de los hilos tensores en los ojos y el método de los hilos tensores en el rostro (mejillas, pómulos, surcos nasogenianos, óvalo facial y papada).

Hilos tensores en los ojos

Conseguir una mirada impactante. Ese es el resultado buscado con el tratamiento de hilos tensores en los ojos basándose en el disimulo de las arrugas en el contorno de los ojos o elevando las cejas. 

Eliminar las odiadas patas de gallo, ojeras o bolsas en los ojos que denotan un aspecto envejecido de la cara sin la necesidad de recurrir a una intervención quirúrgica y en apenas 45 minutos con resultados inmediatos. 

Hilos tensores en el rostro

Los tensores faciales proporcionan naturalidad al rostro sin dejar huellas perceptibles de retoque. Reafirman la piel de una manera más disimulada, sin cicatrices. La principal ventaja del tratamiento con hilos tensores en el rostro es que permite conseguir lo más parecido a un lifting, pero sin pasar por el quirófano y con unos resultados más naturales. 

Las diferentes áreas a tratar:

Mejillas y pómulos. Las mejillas y pómulos parecen más llenos y el pliegue nasolabial se reduce. Eleva y refresca las líneas de marionetas y los pliegues nasolabiales. 

Mandíbula inferior. El contorno de la cara recupera la definición y las mejillas se redefinen. Revitaliza y levanta el área de la papada. 

Mejora del contorno facial. Redefinir el contorno de la cara, reafirmando la piel, levantando y añadiendo más volumen dando un aspecto más completo a las mejillas. 

Precio de los hilos tensores

En primer lugar hay que ponerse en manos de un especialista para que pueda hacer un estudio personalizado y definir el tratamiento según la necesidad del paciente. 

El precio de los hilos tensores puede oscilar entre los 600 y los 1.000 € según el tipo de hilo, la cantidad o las sesiones. Aunque lo más común suele ser una única sesión con posteriores revisiones, entre 2-4 hilos PDO (polidioxanona) o PCL (policaprolactona). 

También puede ser determinante en el precio, el tiempo de duración estimado del resultado del tratamiento. Mientras los hilos de PDO tienen una duración media de 6 meses, los hilos PCL suelen durar hasta los 24 meses.

Escoger una clínica con experiencia en esta especialidad

No nos debe preocupar tanto el precio de los hilos tensores sino la calidad del trabajo clínico realizado por el equipo de profesionales en este tratamiento que requiere máxima precisión para obtener unos resultados estéticos naturales y adecuados para cada rostro. Si estas interesado en someterte a este tratamiento y estás buscando un buen precio y unos profesionales cualificados, te recomendamos FacialClinique.com las cínicas líderes en España para estos tratamientos.

Así que, ¡infórmate y ponte firme!

Category
Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *