(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

El sistema de frenos es fundamental para que en tu coche puedas tener un nivel de seguridad óptimo. Si buscas algún repuesto específico para tu vehículo encuéntralo aquí, porque podrás disfrutar así de los servicios de Despieces de, con repuestos de calidad a un bajo coste.

Sin embargo, puedes cuidar el sistema de frenos de tu vehículo de una forma óptima si sigues algunas recomendaciones. Estas las traigo en el post del día de hoy con la finalidad de que puedas darle a tu sistema de frenos la mayor durabilidad posible.

¿Cómo cuidar bien tus frenos?

Si tu sistema de frenos está en buen estado no tendrás que preocuparte en las vías, pero si no es así tu coche podría derrapar y causar accidentes. Para cuidar bien tus frenos fíjate en lo siguiente:

Evita el sobrecalentamiento

Es fundamental evitar el sobrecalentamiento de tu sistema de frenos porque así evitarás que se produzca la cristalización de la goma de frenado. Por este motivo, es aconsejable frenar con el motor, en especial en zonas donde existan bajadas.

Si las pastillas de freno se llegan a cristalizar, estas comenzarán a hacer mucho ruido cada vez que frenes. Esto debido a una fuerte fricción con el disco de freno, lo que a su vez podría dañar este disco y resultaría en un coste más elevado.

Verifica la goma

En la mayoría de talleres te recomendarán que cambies las pastillas de freno cuando estas aún tienen un 30% de la goma. Esto con la finalidad de que no se produzca ningún tipo de daño al disco de freno y que así el cambio de las pastillas no resulte tan costoso.

Pero, puede que quieras darles una vida útil más larga a tus frenos y no cambiarlos tan rápido. Para ello debes asegurarte de revisar la goma de las pastillas y cuando esta sea de 3mm debes cambiar tus frenos de inmediato.

Realiza mantenimientos periódicos

El sistema de frenos debe tener un mantenimiento adecuado para que pueda funcionar correctamente. Por este motivo, se aconseja que lleves el coche al taller por lo menos una vez cada 10.000 o 20.000 kilómetros.

Las pastillas de freno pueden tener una vida útil de hasta 60.000 kilómetros dependiendo del uso del vehículo. No obstante, es aconsejable estar revisando el estado de los discos, de las pastillas y el nivel de líquido de frenos, para que el sistema funcione correctamente. Además, se podrán hacer los ajustes necesarios a la distancia de frenado.

Category
Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *